JORNADA 31: Celta 6-1 Rayo

Épica y fabulosa actuación del Celta de Vigo en Balaídos. La afición viguesa que veía a su equipo ya por detrás en el marcador a los 22 segundos poco se imaginaba la memorable noche que estaba a punto de vivir. Ni mucho menos se lo podía imaginar viendo que un par de minutos después del primer gol, obra de Manucho, el Rayo casi anota el 0-2.

Pero lo bueno no iba a tardar en llegar. Aún iba el encuentro por su quinto minuto cuando Nolito rompió a Amaya con un caño y asistió a Larrivey. El argentino se encargó de anotar ante su ex equipo el primer tanto celeste de la noche. El festival acababa de empezar. Un cuarto de hora después, otra gran asistencia de Nolito, esta vez desde la frontal del área, habilitó a Santi Mina que, de disparo cruzado, puso a su equipo en ventaja. El Rayo estaba perdido, no tenía control ni solidez a pesar del cambio de sistema que realizó Jémez mediada la primera parte, introduciendo dos laterales para intentar frenar las bandas de Orellana y Nolito. El nuevo planteamiento siguió haciendo aguas, el Celta olió la sangre y siguió atacando. En el minuto 37 Nolito casi logra su gol, rematando un buen centro de Orellana. Toño salvó el gol del gaditano pero la pelota quedó muerta junto a la línea de gol, y un oportunista Larrivey sólo tuvo que empujarla para anotar el tercer tanto local. Y justo antes del descanso, una buena asistencia de Krohn-Dehli facilitó el segundo gol de Santi Mina y cuarto del Celta. El joven delantero la picó por encima de Toño para anotar lo que por entonces era su doblete. La alegría embargaba las gradas de Balaídos ante el recital goleador de su equipo. Se llegó al descanso con el 4-1 en el marcador.

Tras el paso por vestuario, el Celta seguía con ganas de fiesta. Y la fiesta continuó con un Nolito que nuevamente buscó su gol, aunque la vaselina se le perdió por encima de la portería. Y a los 6 minutos de la reanudación llegó el hat-trick de Santi Mina: buena jugada de Orellana por banda izquierda que finalizó con un centro que el canterano remató de cabeza a gol. Las bandas del Rayo seguían siendo un coladero, con Nolito y Orellana poblándolas a sus anchas y regalando asistencias a sus compañeros. Todo un show. Un minuto después del 5-1 casi anota Larrivey el sexto de la noche, aunque finalmente falló en el mano a mano con Toño. Pero tanto fue el cántaro a la fuente… que al final el sexto llegó: 5 minutos después del hat-trick de Santi Mina llegó su póker definitivo, gracias a una nueva asistencia de Nolito que dejó al joven sólo ante el portero. Fue cuestión de regatearlo y marcar a placer. Parece fácil pero no lo es, sino que se lo pregunten a la estrella de la noche, que jamás había vivido un momento así marcando 4 goles en primera división con sólo 19 añitos. Las ocasiones celestes continuaron a lo largo del encuentro, pero el marcador ya no se movería más. Santi Mina hizo historia en una noche mágica en la que Balaídos cantó A RianxeiraO Miudiño a voz en grito. Una auténtica noite meiga.

Un comentario en “JORNADA 31: Celta 6-1 Rayo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>