Archivos de la categoría Literatura española

El síndrome de Mowgli

¡Feliz lunes a todos! Vamos a empezar la nueva semana con una amplia sonrisa, ¡que no se diga! :)

Hoy vengo con El síndrome de Mowgli, libro que he terminado hace ya unas semanas. Actualmente llevo varios días enfrascada con El umbral de la eternidad, última entrega de la maravillosa trilogía The Century, del maestro Ken Follett. Son algo más de 1100 páginas y aún llevo mediada su lectura, pero a pesar de todo espero no tardar mucho en comentarla. Está siendo tremendamente interesante.

El sindrome de MowgliAsí que nada, lo dicho, vamos hoy con la novela del sevillano Andrés Pérez Domínguez. A través de sus páginas conoceremos la historia de Rafael Montalbán, hombre de mediana edad y profesiones un tanto peculiares: cobrador de deudas, matón a sueldo y portero de un club de alterne. De joven era un hombre tremendamente enamorado de la mujer equivocada y un prometedor boxeador, aunque su carrera se vio truncada por un desagradable incidente en el ring y por la traición del propio Rafael a una persona que, hasta la fecha, había sido muy importante para él. A partir de ese momento, la vida del protagonista será un deambular constante intentando encontrar su sitio, intentando cumplir su sueño de ser escritor, bebiendo leche en el bar e intentando olvidar a la mujer que ocupa su mente noche y día a pesar de llevar casi dos décadas sin saber de ella.

Es un libro curioso ya que, en realidad, casi no tiene argumento. Está narrado en primera persona: es el propio Rafael Montalbán el que, aprovechando que está metido en un apuro grande del que no sabe si saldrá con vida, viaja atrás en el tiempo y rememora su juventud, los errores cometidos, los amores vividos… y nos narra también los acontecimientos más recientes que le han llevado a la complicada situación que está a punto de afrontar. No hay demasiados diálogos, la mayoría de las páginas contienen reflexiones del protagonista, sus propios pensamientos y sensaciones. Pero es una lectura ligera y amena, no es un libro extenso (se lee en tres tardes) y es sencillo seguir el hilo de los acontecimientos. Está escrito con gusto y eso se nota. Lectura bastante interesante, sin duda.

Dispara, yo ya estoy muerto

¡Buenas tardes de lunes a todos! Vamos a empezar la semana con energía, así que aquí estoy con el post sobre Dispara, yo ya estoy muerto, que es uno de los libros que acabé recientemente. El otro es El síndrome de Mowgli, pero ése tendrá que esperar su turno en la siguiente publicación :)

12666483_10207194364155191_346529019_nDispara, yo ya estoy muerto es, hasta la fecha, la última novela de Julia Navarro y la única que me faltaba por leer. El argumento de esta obra es muy poderoso ya desde el inicio. Empezaremos conociendo a Samuel Zucker y a su padre, judíos polacos que, tras vivir unos crueles pogromos a finales del siglo XIX, emigrarán a San Petersburgo, a la Rusia zarista. Ahí sufrirán en sus carnes la tiranía del zar con el pueblo, la represión y las ansias de revolución, de cambiar las cosas. Samuel, durante su juventud, se impregnará de ideas socialistas y de espíritu revolucionario, lo cual se terminará convirtiendo en un problema para él, para sus amigos y para su padre. Llegará un momento en que la situación para los judíos en Rusia será insostenible, por lo que Samuel tomará la decisión de asentarse en la tierra prometida, en la patria de sus antepasados, en Jerusalén. Allí conocerá a los Ziad, una familia árabe asentada desde hace siglos en esa tierra que Samuel y otros cientos de judíos europeos quieren recuperar. Entre los Zucker y los Ziad se forjará un fuerte vínculo que permanecerá durante generaciones aunque, conforme vaya avanzando el siglo XX, la situación entre judíos y palestinos será cada vez más tensa. Y eso será algo que, inevitablemente, acabará afectando a la relación de las familias protagonistas.

El siglo XX fue tremendamente convulso: la Primera Guerra Mundial, la revolución bolchevique, la caída del imperio otomano, la Segunda Guerra Mundial… no sólo dejaron su huella en Europa, sino que también influyeron mucho en lo que hoy conocemos como Israel y Jordania. Esta novela es un acercamiento fantástico al conflicto que aún sigue en vigor hoy día entre judíos y palestinos. A través de las páginas de esta historia podremos acercarnos un poco a los orígenes del conflicto y sus causas y, al conocer los hechos desde el punto de vista de los Zucker y los Ziad, podremos comprender la perspectiva de ambos bandos sin posicionarnos a favor de unos ni de otros, lo cual le da al relato un punto de objetividad muy interesante. A mí me gustó mucho, lo cual no suele ser novedad tratándose de Julia Navarro, ya que las temáticas de sus libros suelen atraerme enormemente. Es un tomo largo, alrededor de 900 páginas, pero a mi entender es ameno y fácil de terminar. Una obra, sin duda, muy notable.

La tabla esmeralda

¡Buenos días! Qué mañana más soleada tenemos hoy aquí (quiero aprovechar para desmontar el mito de que en Galicia siempre llueve. Llueve mucho y a menudo, sí, pero también tenemos nuestros días luminosos :P ). Y qué mejor manera de disfrutar de este sábado que sentarse un rato al sol con un buen libro en las manos, ¿eh?

Sin títuloHoy os traigo lo último que he terminado, la novela La tabla esmeralda de Carla Montero. A priori, leyendo el resumen de la contraportada, era un libro con pinta de gustarme, ya que abarcaba temas de mi interés como el arte y la historia, más concretamente la archiconocida Segunda Guerra Mundial. Y, efectivamente, el libro me dejó muy buen sabor de boca. La novela alterna entre dos escenarios la mayor parte del tiempo: el París actual y París durante la ocupación nazi. En la actualidad conoceremos a Ana, historiadora del arte, y a su novio Konrad Köller, un rico coleccionista alemán empeñado en encontrar un curioso cuadro muy del interés de Hitler durante su mandato: El astrólogo, del misterioso Giorgione. Por lo que Ana se trasladará a la capital francesa dispuesta a trabajar codo con codo con el profesor Alain, experto en encontrar obras expoliadas por los nazis, iniciando así juntos una búsqueda que no tardará en volverse polémica y peligrosa. Dicha investigación les llevará 70 años atrás, al París ocupado por Alemania y a la historia de Sarah Bauer, una joven judía, y de Georg von Bergheim, un comandante nazi.

Para narrar los acontecimientos de los años 40 la autora decide emplear la voz en tercera persona. Te lleva a los acontecimientos acaecidos durante la guerra y te los narra con objetividad. Sin embargo, cuando cambiamos a la historia actual, pasa a usar la primera persona, es Ana la que nos cuenta qué ocurre, por lo que la narración se vuelve más personal y más subjetiva. En cualquiera de los dos estilos, Carla Montero marca un ritmo fluido y logra algo que considero muy importante: que no decaiga el interés en ninguna de las dos historias. Ambas se complementan y se completan, ambas avanzan de la mano y las dos son del gusto del lector o, al menos en este caso, de mi gusto. De verdad, me pareció una obra notable.

Y nada, tras acabar esta historia de nazis, judíos, cuadros y misterios, cambio totalmente de registro, ya que desde anoche estoy con la primera entrega de la saga Canción de hielo y fuego. Ya vi hasta el momento las 5 temporadas disponibles de la serie Juego de Tronos, pero me apetece ahora conocer la historia desde el punto de vista de los libros. Todos están de acuerdo en que merece la pena y que hay cosas que cambian, así que en la próxima entrada os contaré cuáles fueron mis impresiones. ¡Ahora a disfrutar del fin del semana!

Las voces del Pamano

¡Hola de nuevo a todos! Tras unos meses complicados por una reforma en el hogar, y tras unas semanas de vacaciones, toca volver a la rutina. Durante este periodo he terminado una larga lista de libros, entre ellos La bibliotecaria de AuschwitzLa mirada de los ángelesLa niña de la lista de SchindlerLa casa del propósito especial Las voces del Pamano, del cual hablaré en esta crónica.

Sin títuloEl libro está ambientado en Cataluña y abarca diversas épocas, desde el franquismo hasta la actualidad. Conoceremos a una serie de personajes del pueblo de Torena, los cuales irán tejiendo una historia de falangistas y de maquis, de amores y de odios, de venganzas y de rencores, todo bajo el telón político de cada época. Conoceremos a Elisenda Vilabrú, al alcalde Targa, al maestro Fontelles y a un puñado de personajes más que vivirán una serie de sucesos durante la complicada y traicionera dictadura. En la actualidad conoceremos a Tina Bros (una maestra que descubrirá unas antiguas cartas del ya fallecido Oriol Fontelles), a su marido Jordi y a su hijo Arnau. De la mano de Tina iremos conociendo los sinsabores de su vida familiar y también los hechos ocurridos  en ese mismo pueblo 60 años antes.

Es el primer libro que leo de Jaume Cabré, aunque conocía al autor y ya estaba al tanto de su peculiar forma de escribir. Alterna entre épocas continuamente, incluso dentro del mismo párrafo, y establece continuos paralelismos entre pasado y presente, por lo que hay que leer sus obras con una pizca más de atención de la habitual, para que así encajen todas las piezas del puzzle. A mí, particularmente, me gustó su modo de narrar y de expresarse. Me gustaron así mismo las diferentes historias, tanto la franquista como la actual. Refleja bien los sentimientos de las personas en los momentos más complicados de sus vidas, los intereses, las ambiciones personales… pero también refleja valores como la valentía, la honestidad y la sinceridad. No por ello dejan de estar presentes también la traición, el odio ni la muerte, porque para que exista el bien, sin duda también tiene que existir el mal. Ambos se alimentan y se entrelazan continuamente a lo largo de una intensa historia, que pudo ser la historia de nuestros abuelos y la historia de nuestras vidas.

La reina oculta

Tras un periodo de tiempo demasiado largo sin postear nada, aquí estoy de nuevo. Mi ausencia fue debida a que llevo unas cuantas semanas con muy poco tiempo libre, ¡empezar en un nuevo trabajo es lo que tiene!

A pesar de no haber subido actualizaciones, en estas semanas me dio tiempo a terminar el libro La reina oculta, de Jorge Molist; y ya voy por la mitad de Inferno, del conocidísimo Dan Brown. Pero esa novela ya tendrá su hueco en el próximo post. Vamos ahora con la que ya finalicé.

Sin títuloLa reina oculta está ambientada en la época medieval, concretamente en la gran cruzada cuyo objetivo era arrasar con Occitania. A lo largo de sus páginas conoceremos las aventuras de los tres protagonistas. Por un lado tenemos a Bruna, una joven y feliz dama. Vive en un mundo lleno de comodidades y sus días transcurren sin sobresaltos ni mayores disgustos. Hasta una determinada fecha, a partir de la cual ya nada será lo mismo. Bruna está enamorada de Hugo, un simpático y bien relacionado trovador catalán y segundo protagonista de la historia. Y en tercer lugar tenemos a Guillermo, un joven parisino obligado a unirse a la cruzada para resolver dos enigmas. Las vidas de los tres protagonistas se entrelazarán hasta formar parte de una misma historia, cuyo final no se antoja demasiado halagüeño.

El libro me gustó. Está narrado de una forma sencilla, y es una buena manera de recorrer tan complicada época de la mano de tres protagonistas que casan bien entre sí. Los capítulos son bastante cortos, permitiendo pausar la lectura cada pocas páginas en caso de ser necesario. Mi impresión es que la historia va cogiendo fuerza según avanza, detalle que a mí me parece positivo.

Y dicho esto, espero estar de vuelta muy pronto, con más partidos y muuuchos más libros :)